jueves, 14 de abril de 2011

¿República?

Muy bien, de acuerdo: ¡Por la república! Pero así, con minúscula inicial y sin republicanos. Es decir, sin esos "sacertodes" laicistas que nos dicten a todos los demás, de forma pseudodemocrática, cómo debemos republicarnos. ¿O no?