domingo, 25 de noviembre de 2018

¿EN PROCESO DE DEMOLICIÓN?


x.1. Autoconciencia. Dostoievski se pregunta: «¿Es que el hombre que ha adquirido conciencia de sí mismo puede respetarse verdaderamente?». Y Leon Chestov añade: «En efecto, ¿quién ha de respetar la impotencia y la pequeñez?». Misterioso ser el que no puede respetarse a sí mismo más que con su `propia falta de respeto.

x.2. Desgarro de conciencia. En el filme Cuando el amor no es suficiente: La historia de Lois Wilson (2010), la esposa, en medio de una fuerte discusión con su marido alcohólico, le dice que tiene miedo de que cuando él se va de casa no vuelva, pero que tiene más miedo aún a que vuelva sin tener la decencia de morirse. «Un mundo quebrado», es la traducción del título de un drama escrito por Gabriel Marcel, quien en otra obra hace decir a uno de sus personajes: «Amar a un ser es decir: tú no morirás (Aimer un être, c’est dire: toi, tu ne mourras pas)».

x.3. Conciencia demolida. Si frente a la muerte solo podemos «decir» y el amor solo es «decir», la falta de respeto propio es la esencia moral de la vida misma, salvo que «decir» acumule una inagotable fuerza performativa, o sea, «dicho y hecho». Lo cual, de ser posible, estaría reservado para un dios único. A los seres humanos -si acordamos con Hegel y Agamben- nos está encomendado (¿?) conservar en el lenguaje «la voz de la muerte», es decir, guardar memoria de la voz del animal que todo ser humano sigue siendo. 

x.4. Conciencia resucitada. La soberanía de la muerte solo tiene un digno oponente: la soberanía de la vejez, la edad de las vidas en que la falta de respeto a sí mismo puede y debe alcanzar las cotas más altas y sublimes.


(tvb)





(San Jerónimo escribiendo, de Caravaggio 1571-1610)




lunes, 19 de noviembre de 2018

SOLILOQUIOS DE CONCIENCIA

Monólogo del yo


llámame ...
y oirás de mí esta voz 
que solo a ti te habla
con palabras de dolor

mírame ...
y verás llorar mis ojos
con lágrimas de rencor
en busca de tu mirada

mátame …
sentirás caer tu cuerpo
respirando las cenizas
de mi alma en su vuelo.



(tvb)



«Gespräch mit dem Tod» (Conversación con la muerte), Käthe Kollwitz. 

sábado, 17 de noviembre de 2018

LAS ESQUIRLAS DEL BIEN


x.1. Valor al emitir juicios de comprensión reflexiva, para juzgar en verdad y con bondad, sabedores de las propias miserias: «Pues nada mueve tanto a misericordia como la conciencia del propio peligro. Que la paz y el amor se conserven en los corazones por la conciencia de un peligro común». (Agustín de Hipona); «Solo conozco un tipo de golpe de viento que pueda abrir ampliamente las ventanas de las casas: el sufrimiento común» (Max Horkheimer).

x.2. En este mundo nuestro, de altiva cultura laicista, bautizada con el nombre de «tolerancia», suceden la persecución y anulación de sus herejes. Y así como toda vieja herejía es susceptible de transformarse en nuevo dogma, también los juramentos de tolerancia cargan su propio conjuro, a saber, el perjurio. Al Nombre le siguió el nombre, y a este ha venido a suplantarlo el subnombre. ¡Cuánto mal (sufrimiento y miseria) se ha causado y se puede seguir causando en nombre de lo auténtico, del Bien Auténtico!

x.3. La república de los intocables de «Ethos Ness»: nunca reniegan de sí mismos, son cetro y corona en el nicho y en la cuna. Son el antes, el durante y el después de un secular buenismo transgresor (¡?). Si ayer fueron unos virtuosos del vicio y hoy son unos viciosos de la virtud, mañana se afirmarán en lo que son: los intocables, esos que siempre lo hacen Bien, incluso cuando obran mal. Siempre en su santa «guerra fría», construyendo «su» Pueblo.


x.4. Y, a todo esto, ¿qué son los demás para los intocables? Pues eso, seres «en trop», los que están de más y a destiempo. Juzgan a los otros sin conciencia de la común y frágil condición moral de cada ser humano. Quien se reconoce -por medio de dicha conciencia- como «pecador» (=hacedor de vidas dañadas), no juzga con el deseo de destruir la dignidad de sus congéneres. Ser conscientes de la débil condición ética de uno mismo no atenúa, ni exime ni justifica el mal que los otros hacen; no significa ser cómplices ni consentir, pero la comprensión  reflexiva de lo propio entre sí y los otros, como posibles hundidos, impide sentirnos a salvo, hacernos valer y mirar como intocables. Quien tiene un juicio comprensivo, por serlo reflexivo, no escupe saliva que corroe la dignidad del hundido ni blande una lengua de doble filo.

(tvb)







martes, 6 de noviembre de 2018

FILOSOFÍA EN LA EDUCACIÓN SECUNDARIA

¿Por qué es “importante” la Filosofía en la formación democrática de la voluntad política de nuestros jóvenes adolescentes, es decir, en su «educación para la ciudadanía»?

Al contrario de lo que alguien suele creer, la Filosofía es útil no solo para desentrañar las sinvergonzonerías de las derechas, sino también las desvergüenzas e indecencias de las izquierdas. Las diversas oligarquías políticas la quieren como sierva de su ideología y de sus intereses: sirvienta a conveniencia. Así que aquí dejo tres ejemplos de cómo la Filosofía, cuando es indómita, seguro que será vista como muy peligrosa para la hegemonía de los cánones ideológicos que unos y otros pretenden imponer. Incluso creerán que propongo la Filosofía como medio de perverso adoctrinamiento. Así han respondido siempre los sofistas a cualquier crítica filosófica que denuncia su imperativa doctrina. Y, por supuesto, mi sentido peligroso de la Filosofía no será compartido por un buen número de filósofos, y bienvenido sea el disentimiento sobre mi disentimiento. Estupendo que así sea: no hay filosofía, sino filosofías. Evidencia que no aceptan quienes en nombre de la pluralidad odian el pluralismo. Pero vamos ya a los ejemplos:


1. La Filosofía viene muy bien para que los educandos sepan si una persona titular de la vicepresidencia del gobierno no tiene ni idea del problema ético fundamental relacionado con la permanencia en el tiempo de la identidad personal. Si esa titular no es capaz de distinguir éticamente el «quién» es una persona del «qué» es, entonces tomará como esencial «perpetuarse» en el «qué» y como insignificante «mantenerse» en el «quién». Por esto, lo importante para ella no será mantener la palabra dada o dicha a pesar de cambiar las circunstancias, sino hacer y decir lo que convenga para perpetuarse en eso que se llega a ser según los tiempos y no para mantenerse en quién se es según principios responsables de acción política. Con titulares del poder que actúan y hablan en ese sentido, no es posible una relación de confianza institucional porque les falta lo mínimo necesario para comportarse con lealtad moral incluso consigo mismos. 

[Para aclarar conceptos: Paul Ricoeur. Sí mismo como otro. México, S.XXI, 1996 (1990), pp. 109-120; 166-172]

2. No es cosa menor que los educandos aprendan a distinguir entre la «evitación» -que consiste en ejercer derechos y practicar libertades por temor a la reacción de los enemigos de estas- y la «prudencia», el «cuidado» y el «sentido de la oportunidad» debidos en circunstancias y contextos en que se ejercen derechos y se practican libertades. Y es relevante conocer la diferencia porque así sabremos cuándo un ministro del interior se comporta (de palabra) de forma imprudente, descuidada e inoportuna al evaluar negativamente que unos ciudadanos y asociaciones políticas no sigan los pasos de las políticas de evitación que, por conveniencia partidista, diseña el gobierno del que ese ministro forma parte con gran orgullo. La indecencia maniquea consiste en neutralizar la confrontación legítima de la oposición descalificándola como crispación, mientras que si el propio partido del gobierno o quienes le apoyan son los que agitan, entonces estos están ungidos con el impecable aceite democrático de la rebeldía. 

[Para saber de dónde venimos y pensar cómo en buena parte hemos llegado a esto: Marcel Gauchet. La démocratie contre elle-même. Paris. Gallimard, 2002, pp. 177-198 («Pacification démocratique, désertion civique») y pp. 229- 235 («Un nouvel âge de la personnalité. Apiasement»]

3. Y en tercer lugar, para que los educandos no pierdan de vista todo lo que significa la idea de que para la democracia, como forma de vida en común, la historicidad del sujeto político es primordial, resulta muy importante que desentrañen las ocultas intenciones que algunos gobernantes tienen cuando hablan de soluciones políticas para problemas políticos que requieren diálogo y sólo dialogo. Si la filosofía es importante, lo será más si ayuda a pensar teniendo en cuenta la experiencia histórica y los hechos. La Filosofía contribuirá de verdad a la formación democrática de la juventud si ofrece los medios de compresión reflexiva y crítica para leer en las aulas textos como el siguiente: «La historicidad del derecho va unida al concepto de su supremacía sobre las autoridades políticas. El cuerpo del derecho en desarrollo, a la vez en cualquier momento y a largo plazo, es concebido por algunos -aunque no por todos, y no necesariamente por la mayoría- como obligatorio para el Estado mismo. Aunque quedaría reservado a la Revolución norteamericana aportar la palabra “constitucionalismo”, desde el siglo XII en todos los países de Occidente, aun con monarquías absolutas, se ha dicho y aceptado, a menudo, que algunos aspectos importantes el derecho trasciende a la política. Se dice que el monarca puede hacer la ley pero no puede hacerla arbitrariamente, y hasta que la haya modificado -legalmente- está obligado por ella.» 

[Para ampliar: Harold J. Berman. La formación de la tradición jurídica de Occidente. México. FCE, 1996 (1983), cita, p. 19.]


(tvb)









viernes, 2 de noviembre de 2018

IX. ARCANOS DE NAVEGACIÓN. Los despojos de un naufragio moral. (Fin)


9.1 Abrió la trampilla y descendió por las escaleras que conducían hasta su propio abismo. Ante sus ojos, un aterrador bullicio de espíritus lacerados tendían sus amputadas manos. Con miedo cerval, se dio la vuelta y trepó, agarrándose con fuerza a cada uno de los peldaños. El llegar arriba, selló el cierre de acceso. Salió de la habitación oyendo una débil voz que, desde lo más hondo, le rogaba un postrero auxilio. Para entonces, ya había perdido toda convicción y confianza en él mismo. Sobrecogido, no le quedó otra esperanza que su íntima soledad, estéril victoria contra la muerte.

9.2 Crecerá sobre tus huesos el musgo de las piedras y el viento te esparcirá por un inmenso mar de irresistible olor a sal de madre. Y tu nombre, al final del naufragio, ¿será el nombre que llevan todas las cosas cuando comienza el tiempo del Amor sin hambre? ¿Será «nada» tu último nombre? 


(tvb)



jueves, 1 de noviembre de 2018

25 AÑOS, Y SU ESCRITURA AÚN MÁS VIVA ...

A mi regreso del homenaje celebrado ayer tarde en La Iglesia de San Lorenzo de Úbeda a la figura filosófica de Esteban Molina, me produce una gozosa gratitud recibir con sentimiento de amistad unos correos electrónicos de José Biedma López, doctor y profesor de Filosofía. El motivo es su envío de una entrevista y tres artículos de Esteban Molina que fueron publicados, a lo largo de 1993, en el periódico «Úbeda 30 Días» que dirigió el profesor Biedma. Alguno de esos textos los ha compartido también en la página de Facebook de la Fundación Huertas de San Antonio con motivo de dicho homenaje. Le expreso mi gratitud por su buen gesto de amistad y reconocimiento al rescatar dichos escritos en este instante en el que, tras la muerte del profesor Molina hace ya seis años, hemos podido rendirle el tributo merecido*. 

En consecuencia, los comparto aquí  junto a las páginas que Esteban Molina escribió como epílogo de mi libro «Historias de la otra razón», de cuya edición ahora se cumplen también veinticinco años. Hermosos reencuentros en espacios para la memoria. Ha pasado el tiempo y no en balde la muerte ha ido marcando las horas, pero la viveza, vigencia y validez de la escritura de Esteban Molina permanecen a prueba de nuestra actualidad: la ineludible y responsable tarea de seguir pensando la democracia frente a sus reversos, frente la multilateral obsolescencia reaccionaria - de derechas y de izquierdas- que prolifera bajo la cómplice protección de unas fatales políticas identitarias y populistas. 

Fuertes y agradecidos abrazos a todas las personas que ayer se dieron cita con la justicia intelectual en un lugar donde la verdad de la memoria se anilla con la belleza y la libertad.  Podremos seguir disfrutando de esto gracias a la magnífica exposición fotográfica de Encarna García Cabrero, que hasta el próximo día 2 de diciembre permanecerá abierta al público en ese refugio cultural que sin duda es la Iglesia de San Lorenzo. 

* Recordar a quienes son dignos de ser admirados, y reconocerles esas virtudes en las que nos superan, hace que mejoremos moralmente. El calculado y consciente olvido de las personas a las que debemos memoria nos vuelve miserables.



(tvb)

Textos en «Úbeda 30 Días»:







Del epílogo a «Historias de la otra razón»:












lunes, 29 de octubre de 2018

ESTEBAN MOLINA, UN FILÓSOFO DE LA LIBERTAD.

INVITACIÓN

A las 19:30 del próximo miércoles 31 de octubre, se celebrará en el centro cultural de Úbeda la «Iglesia de San Lorenzo», un acto de homenaje con motivo de la inauguración de la exposición de fotografías La incierta complicación, realizada por Encarna García Cabrero en honor de Esteban Molina González, un filósofo de la libertad. 

Oportuno recuerdo, con gratitud y admiración, en este tiempo en el que nuestras democracias -aquejadas por nódulos totalitarios de los populismos y de los nacionalismos- sufren graves riesgos de regresión. 


Os esperamos con este enorme y amistoso abrazo. 


(tvb)








jueves, 14 de junio de 2018

DE QUÉ QUEDA

Del 13-6-1996 al 13-6-2018:

Van quedando los recuerdos y la rabia de no poder, y algo de culpa en la pena. Pero, sobre todo, por todo, queda el Amor. 


Oratio filii

Dando su espalda el día
-estrella de luz en ruinas-
se truncó mi vida contigo
con la fría cara de mujer,
de madre embalsamada. 

A tu fino rostro de perfil,
figura de cuerpo pétreo,
mis ojos ciegos miraban
en dirección del Misterio
de la Vida siendo Nada.

Clavado junto a la tumba,
me oscureció la mirada
un eterno apagón de Luz 
que con esperanza sin fe
entre tu alma yo buscaba.

Claro me reveló tu muerte
qué queda de este mundo,
-tapiada la ciega ventana-
al otro lado de ti, y de mí, 
de la Vida contra la Nada.


(tvb)


miércoles, 6 de junio de 2018

EL ÁRBOL POLITIQUERO DE LA CIENCIA

MINISTRAS/OS, CONSEJERAS/OS, DIRECTORAS/ES GENERALES, …, PARA LO QUE HAGA FALTA Y SE MANDE. ¡SERVICIO TRANSVERSAL A DOMICILIO!

En todos estos años, observando los movimientos de importantes cargos en los distintos servicios de la Administración, lo que más me ha sorprendido -y causado admiración sin límite- son las ilimitadas capacidades que con absoluta certeza atesoran algunas/os conciudadanas/os para disfrutar -como así disfrutan- de la ilimitada combinatoria de nombramientos, ceses y nuevos nombramientos como ministras/os, consejeras/os, directoras/es generales, delegadas/os provinciales, jefas/es de servicios, etc., de las distintas ramas del gran árbol que es la Administración (europea, nacional, comunitaria o provincial), y en el que todas/os ellas/ellos saltan de rama en rama sin volver a pisar nunca más el suelo por el que caminan el común de los primates. Ni salgo ni quiero salir de mi asombro y admiración por tan encumbrada excelencia.

El personal profesional de la política es el más innovador con creces: su don de la ubicuidad cargeril es modelo a seguir para un manejo efectivo/eficiente de la complejidad de nuestros días, donde es más importante un saber transversal que la ignorante especialización de los distintos saberes. Claro que no logro dar con la razón última de que, por ejemplo, alguien con especialidad en medicina y que ha sido consejera o consejero de sanidad no pase a ser conserja o conserje de un hospital, pero sí consejera o consejero -ministra o ministro- de hacienda. ¿Por qué tiene estas cosas la sapiente transversalidad que rompe su línea de transversalidad? Me da vergüenza preguntarlo, más que nada porque preguntar estas ñoñerías (demagógicas las calificarán los demagogos transversales) es impropio de quien se tiene a sí mismo por un filósofo a tiempo completo, es decir, incapaz para hacer otra cosa que mal filosofar. Estoy que les reverencio con todo mi pobre espíritu: desde Hegel, no ha habido en neocórtex cerebral tanta concentración de saber enciclopédico. 

Por favor, que no se pare ese eterno retorno de mismas y de mismos, al menos mientras haya dinero, y aunque no lo hubiere, para pagar asesores que también sean transversales en la debida línea sucesoria de nombramientos entre afines. Y encima algunas/os lo airean como un servicio sacrificial. ¡Manda cargo!

Nota: La débil esperanza democrática es que de vez en cuando alguien de esos afines, que no está de acuerdo con los cambios de turno, pregunta en tono amenazante y con un periódico en la mano: «¡Oye, a ver cuándo me toca y me toca bien!». 

(tvb)


domingo, 6 de mayo de 2018

DÍA DE LA MADRE, FELICIDADES.


En memoria de mi madre:


EMIGRACIÓN DE SUEÑOS.


En el huerto, debajo de las trébedes, unos troncos de pino seco arden con fuerza. Las pavesas prenden el recuerdo, y las llamas iluminan la revivida escena entre una madre y su hijo. 

Apagándose la tarde, al pie de la escalinata de la puerta principal del colegio, unos llantos envolvían los besos de su primera despedida, para meses. Como en el destete de un añojo, el alma del niño mugía roncas llamadas de auxilio. La madre, ya al otro lado de la cerca, se alejaba en el coche de una familia amiga. La mirada del hijo, empañada, se cegaba a compás con la de su madre. Adiós, adiós decían las manos, el aíre y el silencio. 

Subió las escaleras hasta el último peldaño, con desconfiada precaución se sentó al lado de otro interno bastante mayor que él: este era un alumno del último curso, muy apuesto y repeinado. Con los ojos húmedos y sollozando, el niño sacó un cigarro del paquete que él había escondido entre la caña y la pernera de su calcetín izquierdo. Ofreció un pitillo al joven del PREU y le pidió fuego. Este, dándole un complice empujón de hombro, le prestó su mechero de martillo. El niño chupó con fuerza hacia dentro y tragó con deleite aquella primera calada. Por sus mejillas, aún corrían lágrimas; y a través de su nariz y de sus labios, expulsaba con alivio el humo sus pulmones. 

Al momento, la primera cena. A la media hora, juegos en el patio y una lluvia de nombres sin rostros. Al rato, la sirena que interrumpe: en fila y a los dormitorios. Ya en la pequeña habitación, una visita por sorpresa y su rechazo instintivo de un acercamiento, del apretón de un abrazo lateral, de una extraña oferta de consuelo extraño. Y para acabar, el alma de un niño que vuelve a mugir en sueños, en emigrados sueños. 



(tvb)




sábado, 5 de mayo de 2018

«EXTRAVIADOS A FIN DE CUENTAS: EL TIEMPO, TRIBUNAL DE LA HISTORIA»


El antropólogo Marc Augé y el filósofo Giorgio Agamben han coincido en proponer que modifiquemos nuestra concepción de la historia cambiando la idea de tiempo, en lugar de que aquella determine a esta. Ahora bien, del dicho al hecho no siempre se va derecho: como si el ser humano no pudiese, en cada aquí y ahora, dejar de preterirse a sí mismo. 

A su modo, cada uno de estos tres libros se hace cargo de esa maldición. ¿O sería más bien una bendición de la extraña fortuna?









(tvb)







¿SIGUEN LAS MÁSCARAS?

¿Disolución de ETA o disolución del carácter político de sus crímenes?

[Publicado el día 4 de mayo de 2018 en mi sitio de Facebook]

Alguien que une ser ideólogo y dirigente político (o sea, que es a la vez caño de agua y boca que la bebe) sale de vez en cuando a proclamar el principio político de politizar el sufrimiento. No es que me oponga a que ciertos problemas, que en apariencia pertenecerían al espacio privado, sean pensados y tratados como asuntos relativos al bien común en su dimensión política: al contrario, estoy a favor de ello. Me refiero, por ejemplo, a aquellos casos de exclusión donde esta produce merma o anulación de la condición ciudadana de las personas afectadas. No es solo que la sociedad haga suyos los sufrimientos privados ni que los poderes públicos intervengan para evitarlos o repararlos. Se trata de que hay relaciones donde el daño de las vidas personales tienen que ver con la institución y estructuración política de los vínculos sociales. 

Uno entiende que en el ideal democrático hay inscrito un conjunto de emociones y sentimientos que tiene traducción en virtudes y/o valores morales con proyección política. Ahora bien, con lo que no puedo estar de acuerdo es ni con la emotivicación sentimentaloide y mojigata de la política ni con la instrumentalización politiquera del sufrimiento estímulando la sensiblería. La implementación de reformas democráticas de la política, necesita de sólidas y enérgicas emociones democráticas, pero esto no significa que la democracia se desfigure en una irreflexiva democracia de las pasiones. 

Hay, por otra parte, un caso de conexión entre sufrimiento y política que no solo me merece desacuerdo, sino una categórica condena: cuando las actuaciones que provocan sufrimiento injusto e indiscriminado -pero selectivo- son realizadas con claras intenciones políticas. Así, el sufrimiento provocado por ETA a lo largo de tantos años no necesitaría que se lo politice y, en consecuencia, se le perciba como injusto: es un daño que la propia ETA se encargó siempre de conectarlo directamente con sus motivaciones políticas. Sin embargo, en este proceso del final de ETA al que hemos asistido, algunos se empeñan en borrarle esa motivación ideológico-política. Se da un interés en algunos para que solo quede el sufrimiento a secas: disolución de su sustancia política, como si se tratase de una desgracia o una tragedia lamentable, pero no de un daño condenable moral y políticamente por ser causado -a lo largo de los años y de manera criminalmente organizada- por la comisión de una violencia política que tiene su fundamento ideológico en un autodeclarado (y jactancioso) socialismo nacionalista y revolucionario. Bien es verdad que, siguiendo algunas estelas de banal moda, se ponen la coda añadida de «no patriarcal». Bueno, por algo se empieza, aunque solo sea como propaganda de marca. 

En fin, que al trabajo de democratizar nuestra democracia le ha salido un nuevo deber: politizar ese sufrimiento que en sí mismo es sufrimiento político. De paso, habrá que denunciar el falso feminismo de ese movimiento político y denunciar públicamente las otras máscaras que ocultan sus verdaderos propósitos totalitarios. Pues eso, aquí seguiremos, en la brecha. 


(tvb)



lunes, 23 de abril de 2018

CRÍTICA DE LA CRÍTICA EN HOMENAJE AL LIBRO


LO QUE SAN PEDRO TE DÉ, QUE SU DIABLO NO TE LO MALDIGA. 

Los medios de comunicación informan de la reciente concesión del Premio de la Crítica a los mejores libros de narrativa y poesía publicados en España a lo largo del año 2017. En una de sus modalidades ha resultado premiado el libro de un autor en quien concurren las siguientes circunstancias:

  • Un miembro del jurado es o ha sido Catedrático del mismo departamento de literatura (de una Universidad española) del que dicho autor es o ha sido miembro investigador.
  • Otro miembro del jurado fue en su día director de la tesis doctoral del escritor ahora galardonado.
  • Un tercer miembro del jurado fue presidente del tribunal de la tesis doctoral del escritor al que se le otorga el reconocimiento de la crítica. 
  • Además, quien ejerció de miembro secretario del mismo tribunal de esa tesis también ha formado parte del jurado que acaba de conceder el premio este año. 
  • Así mismo, el autor premiado escribió un reseña laudatoria, publicada en el año 2017 en una conocida revista literaria, de uno de los libros cuya autoría corresponde a esa persona que fue secretaria del tribunal de su tesis y que, como se ha dicho, ahora ha sido miembro del jurado del premio que comentamos. Por otra parte, el autor premiado escribe reseñas periódicamente en la sección de crítica literaria y de libros en uno de los periódicos más influyentes de los que se editan en España. 

Es sabido que este premio no va acompañado de dotación económica, pero que sí tiene un importantísimo efecto de prestigio y publicidad para la obra premiada, el autor y la editorial correspondiente. Es conocido también que el premio no lo concede ninguna institución u organismo cultural público. Y aunque ninguna de las circunstancias que he anotado permiten, en y por sí mismas, demeritar la calidad literaria de la obra premiada, sí que hacen pensar críticamente sobre los calidad ética de los criterios de incompatibilidad que existen -si es que los hay- para elegir los miembros de cada uno de los jurados en cuestión. ¿O no? En caso contrario, las asociaciones literarias o periodísticas se convierten fácilmente en «sociedades de socorros mutuos», como suele decir un gran poeta en sus justas denuncias de los repetidos déficits éticos que desprestigian a las distribuidoras de prestigios o beneficios. 



(tvb)


sábado, 21 de abril de 2018

ETA: NI LÓGICA NI ÉTICA.

Los discursos de la organización terrorista ETA, sus parergas y sus paralipómenas siempre tuvieron problemas con la lógica proposicional y la lógica cuantificacional: ya se sabe, con las malditas expresiones disyuntivas, condicionales y aquellas en que se usan el «todos», «algunos», etc. Pero el problema verdadero de sus declaraciones no reside en su defecto formal, sino que este se debe a sus graves carencias materiales en ethos democrático. Así, leído lo declarado ayer, esto va acorde con lo que se hizo. Y no puedo sino pensar que ya no se hace porque no sale a cuenta. Además de porque ya no pueden como pudieron en sus días de gloria mortal. Vamos, que ahora no toca. 


[Nota. Mi lectura personal de la declaración publicada en: 



En las últimas misivas de la banda terrorista de ETA se pide perdón solo a las víctimas colaterales de sus acciones, es decir, a las que no tienen relación con lo que ETA llama el conflicto, pero que resultaron damnificadas a causa de errores o equivocaciones cometidos por la banda. A las demás víctimas, las que sufrieron daños y sí las considera responsables del conflicto, se les muestra respeto aunque no se les pide perdón ni disculpas: se expresa un pesar que se dice ser veraz en tanto que padencen daño.  (¿Perdón selectivo tan selectivo como las acciones terroristas? ¿Te mato, te secuestro, te extorsiono, pero te muestro respeto? ¿Lucha armada del guerrero del antifaz? ) La autoría del sufrimiento, daño y dolor reconocido se contextualiza como respuesta a un sufrimiento que le precede (¿Guerra Civil y dictadura?) y que, además, le sigue (¿presos y torturas policiales?). A la vez que se declara que las acciones no debieron nunca haber tenido lugar, se afirma disyuntivamente que no debieron prolongarse tanto tiempo. (¿En qué quedamos, debieron darse o debieron darse durante menos tiempo?) Si bien ETA reconoce su responsabilidad, sin embargo, manifiesta que la responsabilidad no es solo achacable a sus acciones, sino que todos tenemos responsabilidad por el sufrimiento causado. (¿Dónde queda la responsabilidad -y la culpabilidad- cuando estas son de todos?) De hecho, ETA no reconoce el carácter injusto de sus acciones, sino que a pesar de considerar entendible que algunos juzguen injustos los sufrimientos, sin embargo, rechaza tratarlos bajo el prisma de la injusticia porque hay que consolidar la búsqueda de un futuro de paz y reconciliación. El compromiso que ETA dice tener para que no vuelvan a repetirse sus acciones lo vincula a la solución democrática de lo que define como conflicto político. (¿Alsasua como modelo de respeto, sentimiento de pesar, reconciliación, bla, bla, bla, …?)]


(tvb)


domingo, 25 de marzo de 2018

(5) MEMENTOS DE MARZO

«Viernes de Dolores»

Dolores era una persona que vivía en mi pueblo hace un buen puñado de años. Dolores padecía algún grado de deficiencia mental. Dolores tenía aspecto descuidado y de cierto desaseo. Dolores solicitaba atención con insistencia, era afectuosa y muy dolida al notar desprecio. Dolores hacía pequeños recados para algunas familias del pueblo. Dolores venía a nuestra tienda para comprar, sobre todo, para comprar recambios de fregonas. Pero Dolores venía, como Dolores, una vez al año: cada Viernes de Dolores se personaba para pedir a mi madre que le diera un regalo por su santo. Dolores siempre la besaba, pero el día de Dolores la besaba y abrazaba especialmente. Y mi madre correspondía con sincero cariño. Dolores, efusiva y agradecida, recibía el regalo y se marchaba con pocas ganas de irse. Con una mano lo apretaba fuerte contra su pecho y con la otra se limpiaba las lágrimas pasándose su mandil por el rostro. Dolores seguía viniendo a comprar durante el resto del año. Mi madre no olvidaba adelantarse, con algún pequeño obsequio, al próximo Viernes de Dolores. Dolores y mi madre no se resignaban a que cada día no fuese también algo de viernes, ni tampoco a que los dolores agotasen por completo el tiempo de los días. La imposible redención siempre tuvo una cita en nuestra casa: la cita de todos los viernes.


(tvb)


[Imagen de una obra de Ángel González]